Convivencia

El 22 de agosto en 2011 salieron de la cárcel de San Pedro en La Paz, Bolivia 28 jóvenes y adolescentes privados de libertad e iniciaron el trayecto hacia el nuevo Centro de Rehabilitación y Reinserción Social “Qalauma” (agua que labra la piedra). Estos jóvenes se encontraron con una nueva manera de encarar el sistema de justicia para adolescentes y jóvenes, centrado en la educación y la responsabilización como factores propositivos y positivos contrarios al concepto de castigo tradicional. Han pasado cinco años de actividad  y alrededor de  setecientos adolescentes y jóvenes  han pasado por las instalaciones de «Qalauma» teniendo un promedio menor al diez por ciento de reincidencia.
Entre las luces y sombras de una experiencia tan dinámica, que se construye abriendo brechas entre posiciones contrastantes como ser las punitivas y restaurativas, entre castigar o educar, la desidia o el olvido de la sociedad  a cambio  se propone el concepto de compañerismo.

Este artículo destaca la convivencia propositiva entre adolescentes y jóvenes en el centro «Qalauma»; Finalmente son las palabras significativas que denota esperanza  en un joven «qalaumeño» quien expresa la siguiente frase concluyente: “Aquí hay más chances para cambiar».